Cierran el circo : JOH Y Almagro

A veces se nos olvida que si no hay medidas de control, de vigilancia y una fuerte dosis de moral; el ser humano en la función del servicio público es corruptible. Se nos ha inyectado en nuestra mente que lo de fuera de nuestras fronteras es lo mejor, lo más creíble y lo que aquí tenemos es lo peor. Observación que no debería de servirnos de consuelo. Pero debería de hacernos entender que nadie hará...
Invitadoenero 21, 2020

A veces se nos olvida que si no hay medidas de control, de vigilancia y una fuerte dosis de moral; el ser humano en la función del servicio público es corruptible. Se nos ha inyectado en nuestra mente que lo de fuera de nuestras fronteras es lo mejor, lo más creíble y lo que aquí tenemos es lo peor. Observación que no debería de servirnos de consuelo. Pero debería de hacernos entender que nadie hará por nosotros lo que nos corresponde hacer por nuestro bien.

Instituciones como la OEA dirigida, hoy, por Almagro, son instituciones al servicio de la “democracia” que conviene a los intereses de Estados Unidos de Norteamérica y a los grupos de poder económico y político que dominan a las mayorías de nuestros pueblos en América latina. Así ha quedado demostrado con más claridad en los últimos meses con su papel cómplice en las masacres al pueblo chileno y boliviano, pero apoyando al régimen de Juan Orlando Hernández.

La MACCIH surgió a raíz de las protestas masivas que se dieron producto del saqueo al Instituto Hondureño de Seguridad Social. Protestas que a la vez fueron apoyadas por dueños de bancos y medios de comunicación llamados corporativos. Las exigencias de la protesta evidentemente eran “cárcel para los corruptos” pero ante la falta de institucionalidad en el país se quedó pidiendo la instalación de una organización dependiente de la ONU similar a la de Guatemala-que ya no existe después de 12 años de haberse instalado y de haber encarcelado al ex presidente Pérez Molina y Vice Presidenta Roxana Baldetti. “Captura y cooptación del Estado por grupos de poder que buscan perpetuar el statu quou y la impunidad”. Mencionó en su informe final la CICIG. Cerrada por el también Ex presidente Jimmy Morales cuando descubrió que era uno de los que estaba siendo investigado por la comisión-.

No se logró una organización dependiente de la ONU sino que de la OEA y con ello la desmovilización de un gran sector de la población de las calles. Dando un gran respiro al recién instalado gobierno de Hernández Alvarado quién veía una amenaza real para no concluir su mandato previsto para el 2018.

La MACCIH realizó algunos logros, sin embargo ninguno de gran impacto; es decir, una figura política o económica de “peso”. Se acredita a la organización internacional, la privación de la libertad de Rosa Elena de Lobo, ex primera dama. Pero más allá de ella, todo quedó en escándalo; en exhibición de ciertos personajes que siguen gozando de libertad. Mientras la hondura nuestra no sale de una de las peores pesadillas de su historia. La institucionalidad fallida sigue intacta.

Empieza Don Juan Orlando Hernández el tercer año de su segundo mandato con el nuevo circo electoral que lo dejará terminar su régimen. Para después irse a GRACIAS, con suerte a terminar su vida como “Rosuco”. Convengamos en algo : la institucionalidad en Honduras no existe, por lo que corresponde volar “cabezas “ (política y económicamente hablando) y que sus cargos sean ocupados por personas capacitadas y honestas.

La MACCIH contribuyó a que la población continúe conociendo como opera el crimen organizado. Información que se suma para el empoderamiento de las mayorías de la población hondureña. Y que un día no muy lejano sea dueño de su propio destino. Juan Giménez Mayor primer vocero de la MACCIH al darse cuenta del cierre de la misión ha dicho que: “… Lo que está en juego aquí no es Honduras sino el voto para la SG de la OEA el próximo 20 de marzo. No se puede ser tan malo negociando…”

Así que en las calles se debe de exigir la salida inmediata del que dirige el régimen, no otra misión, que no darán por lo antes mencionado. Además que ya no necesitan porqué ya tienen un nuevo entretenimiento montado ; el de las elecciones. En donde los hondureños seguiremos siendo; trágicos, tristes y zombis espectadores. Mientras ellos seguirán cabalgando en los lomos de nuestras miserias. Salvo que se retomen las calles con la consciencia de lo que está en juego.

Publicaciones relacionadas

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019