CARRO BOMBA EXPLOTA EN BOGOTÁ

Al menos 21 personas murieron ayer (jueves 17) en la explosión de un carro bomba en las instalaciones de la Escuela de Cadetes General Santander en Bogotá. A las 9:30 hora local se escuchó en Bogotá un fuerte ruido. Una camioneta color gris, marca Nissan Patrol, año 93, explotó en la Escuela de Cadetes General Santander  “desafortunadamente superó los puestos de control de seguridad”, dijo la vicepresidenta del gobierno, Marta Lucía Ramírez, el resultado 21...
Redacciónenero 18, 2019

Al menos 21 personas murieron ayer (jueves 17) en la explosión de un carro bomba en las instalaciones de la Escuela de Cadetes General Santander en Bogotá.

A las 9:30 hora local se escuchó en Bogotá un fuerte ruido. Una camioneta color gris, marca Nissan Patrol, año 93, explotó en la Escuela de Cadetes General Santander  “desafortunadamente superó los puestos de control de seguridad”, dijo la vicepresidenta del gobierno, Marta Lucía Ramírez, el resultado 21 personas muertas y alrededor de 68 heridas.

la camioneta cargada con 80 kilos del explosivo pentolita que José Aldemar Rojas Rodríguez utilizó para atacar la Escuela de Cadetes de la Policía en Bogotá. Fotografía cedida por la Fiscalía General de la Nación vía AFP.

El gobierno de Colombia acusa al Ejercito de Liberación Nacional (ELN) del atentado, Guillermo Botero, ministro de Defensa colombiano, dijo que ya identificaron al autor material quien murió en el atentado, lo que lo convierte en un suicidio o inmolación, algo que no había sucedido antes en Colombia, el responsable ya identificado respondía al nombre: José Aldemar Rojas Rodríguez, alias Kiko o Mocho, porque en entrenamientos como instructor explosionista del ELN había perdido su mano derecha, eso ocurrió entre el 2008 y el 2010.

Resultado de imagen para atentado en colombia 2019, jose aldemar
José Aldemar Rojas Rodríguez, alias Kiko o Mocho, identificado como el autor material del hecho, en el que también murió.

El ELN aún no dice nada de las acusaciones del gobierno, ni sobre el atentado. Según Botero el Mocho intentó varias veces entrar a las FARC para aprovechar los beneficios de los acuerdos de paz, pero fue rechazado por razones aún desconocidas. El presidente Duque rapidamente se traslado hasta la academia:

Ningún grupo armado se ha responsabilizado por el acto terrorista.

Este atentado pondría en peligro las negociaciones que desde el 2017 el gobierno mantiene con el ELN en las que el gobierno pide el cese de las hostilidades y la liberación de rehenes.

“La Policía Nacional de todos los colombianos se compromete a capturar a los responsables de esta acción terrorista lo antes posible” dice la Policía Nacional en un comunicado. El presidente de Colombia Iván Duque dijo que el incidente “no quedará impune” y calificó el hecho como un “demencial ataque terrorista”, también decretó tres días de duelo en todo el país.

La Escuela de Policía Francisco de Paula de Santander, ubicada en el sur de Bogotá, se dedica a la formación de oficiales. Antes del atentado se había realizado una graduación de brisadieres.

Vecinos de la zona relataron los hechos, como los daños causados por la explosión de 80 kilos de pentolita, un material altamente volátil resultado de la combinación del TNT y la pentrita.

“No vamos a ceder nunca ante los actos de terror. Colombia está firme y no se amedrenta ni se someterá jamás a los criminales”, dijo Iván Duque, quien reforzó la seguridad en las fronteras y “dar prioridad a todas las investigaciones para identificar a los autores intelectuales del ataque”.

Botero explicó que según las investigaciones, el ataque se planeó desde hace más de 10 meses. Las autoridades también anunciaron la detención la detención de Ricardo Carvajal como presunto complice del atentado.

Durante décadas los atentados con carros bomba fueron frecuentes en Colombia por la lucha contra las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el gobierno, también con organizaciones de narcotráficantes, pero en esta ocasión las FARC, ahora partido político se han sumado al rechazo nacional e internacional por el acto:

“Rechazamos contundentemente los graves hechos que se produjeron en la Escuela General Santander. Toda nuestra solidaridad con las víctimas”, expresó en un mensaje el partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC).

Enero de 2018 era la fecha registrada del último atentado contra la policía, en esa ocasión el ELN sí se responsabilizó de la bomba que explotó en Barranquilla, del país, y mató a cinco policías y dejó heridas a decenas de personas.

El presidente Iván Duque, durante su mensaje a Colombia dijo:

“No descansaremos hasta capturar y llevar a la justicia al resto de los terroristas involucrados y les notifico a esos criminales que les espera el repudio social, el rechazo de todos los colombianos y la comunidad internacional, y el castigo ejemplar de la justicia”.

Este ataque con la dimisión de su resultado es algo que hacía mucho no conmocionaba a la sociedad colombiana y al mundo, y la solidaridad no se ha hecho esperar, hasta el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro lamentó el incidente:

Solidaridad al pueblo colombiano, en particular a los familiares de los fallecidos y afectados por este terrible hecho”, dijo a través de un comunicado divulgado por la Cancillería venezolana, de igual forma lo han hecho las embajadas de: Estados Unidos, Panamá, Ecuador, Bolivia y Reino Unido.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019