/CAMBIOS QUE URGEN EN LA SECRETARÍA DE SALUD

CAMBIOS QUE URGEN EN LA SECRETARÍA DE SALUD

La Comisión Nacional de Reforma al Sistema de Salud sorprendió ayer martes en una conferencia de prensa, con un informe que detalla su trabajo en los últimos meses, dando fuertes declaraciones en contra del hasta ayer Ministro de Salud, Octavio Sánchez.

«Se pudo constatar que en el sistema de salud opera la ingobernabilidad y el desorden en muchos niveles, especialmente en el nivel central y el actual sistema de gestión es incapaz de atender la demanda ciudadana de los servicios de salud», manifestó la comisión en la conferencia de prensa, lamentando que las actuales autoridades de la SeSal no tengan la voluntad de encontrar soluciones a los problemas que enfrenta el sistema de salud.

«Pudimos observar un distanciamiento, ausencias de las reuniones por lo cual podemos concluir que había un desentendimiento de la tarea que se nos había asignado», agrega la ex rectora Julieta Castellanos, refiriéndose al Ministro Octavio Sánchez.

Luego comenzó a circular la noticia de la destitución de Sánchez por parte del presidente de la República y el nombramiento en su lugar del hasta ahora vice ministro de salud Roberto Cosenza.

Y aunque el doctor Octavio Sánchez parece no estar muy de acuerdo con salir de escena, quien agrega además estar conforme con el resultado de su trabajo, fuentes consultadas por este medio nos informan que el cambio, en efecto, está hecho.

¿Quién es el nuevo Ministro de Salud Roberto Cosenza y a qué se enfrentará?

Roberto Cosenza estudió en la Escuela Latinoamericana de Ciencias Medicas, en Cuba, entre los becados de la primera generación que llegó a la isla luego del huracán Mitch en 1998. Es alergólogo y  cardiólogo.

Originario de Puerto Cortés, trabajó dentro del sistema de salud publica en la Habana como parte de su servicio social para la especialidad.

Una vez validado su título en Honduras, luego de una intensa lucha por parte de los graduados de la ELAM, logró una plaza temporal para trabajar en el principal centro asistencial del país.

Fue además director del programa Código Verde; dirigió el hospital de Puerto Cortés hasta principios del 2017, al que apoyó en su proceso de remodelación y ampliación con la construcción de nuevas áreas; y más recientemente fue candidato a alcalde de la ciudad puerto del país por el Partido Nacional.

Para otros compañeros graduados de la ELAM, Cosenza está al servicio tácito del desquebrajamiento del sistema público de salud.

«Por lo que veo, no es más que un cachureco más. Cumple funciones desde hace años para los gobiernos nacionalistas y creame, atendiendo al tipo de educación que nos dan en Cuba, en mi humilde opinión es vergonzoso que él, graduado en Cuba, médico de “ciencia y conciencia” como decía Fidel, esté al servicio tácito del desquebrajamiento del sistema público de salud, y envuelto en una institución la SeSal que no hace más que ponerle trabas a los médicos del extranjero para poder trabajar aquí,» expresó Gabriel García, médico graduado de la ELAM.

«En este mismo momento en el que le escribo, los médicos graduados en Cuba, especialistas y generales que estamos esperando servicio social, debíamos algunos empezar en la promoción de septiembre, no nos van a rifar mañana que es dicha rifa, por que la actual directora de Recursos Humanos de la Sesal nos tiene detenido el proceso, dando excusas de marcos jurídicos cuando nuestro servicio lo valida la Corte Suprema de Justicia y excluyéndonos de la rifa de mañana», agrega García.

Otros actores del sistema de salud sin embargo —los más importantes—, tienen otras preocupaciones en torno al cambio en la cabeza de la Secretaría de Salud.

Rosa Gonzáles, Coordinadora de la Plataforma de VIH y Derechos Humanos de las poblaciones clave del país, lamenta la sustitución de Sánchez, pues según argumenta habían «logrado una apertura en el tema de VIH que con los otros ministros no habíamos tenido.»

«Probablemente este tema de los medicamentos vencidos que ha aparecido en los diferentes medios de comunicación podría ser una de las razones para su destitución —agrega—, pero nosotros como plataforma de VIH y DDHH no tenemos ningún documento que indique cuáles podrían ser las razones.»

«En relación al doctor Cosenza, es hasta hace poco que lo hemos visto cuando entró a la sub secretaría. Nunca hemos tenido una reunión con él y sabemos muy poco de quién es. Lo que sí, creemos que él llega en un momento importante, en el tema de VIH, bastante álgido, porque llevamos ya un mes de desabastecimiento de medicamentos antiretrovirales a nivel nacional,» indica Gonzáles.   

Según la Coordinadora de la Plataforma de VIH y DDHH de las poblaciones clave del país, ellos tienen en su reporte a unas cien personas en el Mario Catarino Rivas,  que podrían ser 700 u 800 personas en el país que no están recibiendo su tratamiento de antiretrovirales, sumamente importante para su sobrevivencia.

«En el mes de octubre, por ejemplo, en el sistema de salud entregaron medicamento vencido. Nosotros lo reportamos al Comisionado de DDHH y a la misma SeSal y tal parece que se corrigió esa práctica. En esa misma semana que se identificó el desabastecimiento enviamos una carta al CONADEH en donde le exigíamos que hiciera una investigación exhaustiva del porqué del desabastecimiento, pero no hemos recibido respuesta de él,» afirma Rosa Gonzáles.

Gonzáles denuncia además la poca ejecución de la SeSal de fondos de la cooperación, en este caso del Fondo de la ONU para VIH-SIDA, Tuberculosis y Malaria.

«Nosotros no tenemos el dato exacto (de cuánto dinero es), sí sabemos que hay una buena cantidad de dinero que se le dio a la SeSal y no se ha ejecutado. ¿Cómo es posible que tenemos personas sin medicamentos en el país y haya dinero de la SeSal que no se ejecute?», cuestionó.

El otro problema la Plataforma de VIH y DDHH de las poblaciones clave estaba abordando con el doctor Sanchez y que, según indica Rosa Gonzáles, él estaba intentando darle una salida, es que hay unas 80 personas en el país que necesitan tratamiento de antiretrovirales de tercera generación y el sistema de salud no los tiene.

«Otro tema que ningún ministro de salud ha logrado disminuir, son las nuevas infecciones que se generan cada día. Al 2018 se habían reportado 3 nuevas infecciones cada día. Entonces, a dónde están las acciones, a dónde están los presupuestos, que es lo que no estamos haciendo bien para comenzar a reportar en disminución las nuevas infecciones. Mientras no tengamos una educación sexual reproductiva basada en Derechos Humanos, desde los diferentes niveles de niñez, adolescencia y juventud, nuestros jóvenes van a estarse exponiendo a nuevas infecciones tanto de VIH e infecciones de transmisión sexual como de embarazos no deseados y las cifras tanto de adolescentes embarazadas y jóvenes menores de 25 seguirán adquiriendo el VIH», agrega Gonzáles.

Segun reportes de la Comisión Nacional de Reforma al Sistema de Salud, hasta la fecha hay 180,000 citas sin atender en el sistema de salud, 5,000 cirugías programadas que no pueden cubrirse por el desabastecimiento de medicamentos, insumos y materiales quirúrgicos en los hospitales públicos. El doctor Consenza asume el reto, de sacar adelante al sistema de salud del país y dar un giro a la política de salud orientada hacia la privatización.

Esperamos que su formación y experiencia en otros sistemas de salud como el cubano, le den las herramientas necesarias para generar las políticas públicas encaminadas hacia la privatización, porque como dejó claro en su entrevista Rosa Gonzales, «la gente está sufriendo, la gente no tiene dinero».

Si no puede hacerlo, tomamos las palabras del doctor Octavio Pineda y que salgan todos.

Óscar Estrada (Honduras, 1974). Es guionista, novelista y abogado. Productor de radio novelas y documentales sociales. En 2008 dirigió el largometraje «El Porvenir». Ha publicado los libros «Honduras, crónicas de un pueblo golpeado» (2013), la novela «Invisibles» (2012) y más recientemente su colección de cuentos «El Dios de Víctor y otras herejías» (2015). Fundador de la revista «Lastiri». Actualmente dirige la editorial con sede en Washington D.C. Casasola LLC.