/BUQUES DE GUERRA DE TAIWÁN LLEGAN A NICARAGUA

BUQUES DE GUERRA DE TAIWÁN LLEGAN A NICARAGUA

Tres buques de guerra de Taiwán llegaron a Nicaragua como parte de la denominada Flotilla de la amistad, pertenecen a flota de instrucción de Taiwán. Los barcos llegan con la intención de compartir experiencias y estudios con la naval nicaragüense.

La delegación llegó al puerto de Corinto a 149 kilómetros al noroeste de Managua y fueron recibidos por autoridades del gobierno, Fuerzas Armadas y de la alcaldía de la localidad, la flotilla es liderada por el contraalmirante Kao Chia-Bin e integrada por 800 miembros entre oficiales, tripulantes y cadetes. Hasta ahora no ha trascendido si existe o no un trasfondo en la visita ni si el recibimiento por parte del gobierno del país centroamericano traerá consecuencias con China.

Taiwán mantiene relaciones diplomáticas con 20 países de América Latina incluido Nicaragua, Panamá cortó los lazos diplomáticos a favor de China.

“Visitar a nuestros aliados diplomáticos es algo que la Flotilla de la Amistad lleva haciendo desde hace años. Ayuda a fortalecer continuamente la relación con nuestros aliados,” dijo el martes el vocero del Ministerio de Defensa de Taiwán, Chen Chung-chi.

Este es el sexto viaje que representaciones de Taiwán realizan a Nicaragua y se extenderá de dos a tres meses.

Ante esta visita y como respuesta el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Geng Shuang, dijo que había un amplio consenso a nivel mundial de que solo hay una China y agregó: “Tenemos fe en que todas las naciones del mundo acepten este consenso y adopten la tendencia actual”, dijo a los periodistas en una conferencia de prensa en Beijing.

Taiwán financia en Nicaragua 27 proyectos en áreas de producción de alimentos, cultivos de frutales y cría de cerdos de calidad superior entre otros, por valor de entre 30 millones y 50 millones de dólares, según fuentes del Gobierno nicaragüense. Entre ellos se cuenta el canal interoceánico en que fue licitado a favor de la empresa HKND, con sede en Hong Kong, y que recibió una concesión de 50 años por los derechos de construir el canal y otros 50 años para manejarlo.

La rivalidad entre los países asiáticos se da porque China reclama a Taiwán como su territorio sagrado, parte de “una China” y Pekín nunca ha renunciado al uso de la fuerza para traer lo que considera una provincia en desobediencia bajo control chino.

La hostilidad de China hacia Taiwán ha aumentado desde la elección del presidente Tsai Ing-wen del Partido Progresista Democrático a favor de la independencia en 2016 y se sospecha que Tsai quiere presionar por la independencia formal, aunque Tsai ha dicho que quiere mantener el status quo y está comprometida a garantizar la paz.

Fuente: www.reuters.com