Breve entrevista al periodista Jacobo Goldstein

Artículo original en inglés por Boca Newspaper Cuéntanos sobre ti y cómo te metiste en el periodismo. Desde que era niño, me encantaba escuchar la BBC y otras transmisiones internacionales. Cuando crecía, la Segunda Guerra Mundial estaba sucediendo y escuché todo lo que pude. Siempre me interesaron las noticias de todo el mundo, pero también me encantaron los deportes. En 1957 con dos amigos, comencé un programa deportivo en La Voz de Centro América. Lo...

Desde que era niño, me encantaba escuchar la BBC y otras transmisiones internacionales. Cuando crecía, la Segunda Guerra Mundial estaba sucediendo y escuché todo lo que pude. Siempre me interesaron las noticias de todo el mundo, pero también me encantaron los deportes. En 1957 con dos amigos, comencé un programa deportivo en La Voz de Centro América. Lo hicimos durante tres años.

En ese momento, estaba trabajando para un banco. En 1960, fui a México de vacaciones y conocí a mi esposa con quien me casé en 1961. Vivimos en México desde 1961 hasta 1967. Trabajé como Director de Ventas para un fabricante, pero también estuve al día con las elecciones presidenciales de 1964. En 1967, regresamos a Honduras, donde trabajé como Director de Marketing para el banco más grande del país hasta 1971, cuando me convertí en Secretario de Turismo de Honduras. Continué transmitiendo mi programa deportivo los domingos. Después de tres años, dejé mi publicación. El banco me ofreció otro puesto, pero había agarrado el gusano del periodismo y había retorno.

 ¿Qué te trajo a Boca Ratón?

Nací en San Pedro Sula, Honduras, en 1935. Mi padre quería que yo aprendiera inglés. En 1948, vine a los Estados Unidos para la escuela secundaria militar y luego a la Universidad de Virginia. Después de la escuela, volví a Honduras y no regresé a los Estados Unidos hasta 1980. En ese momento, mi esposa y yo vivíamos en Virginia, a ocho millas de la Casa Blanca. Fui corresponsal extranjero para varios medios. En 1987, comencé a cubrir la Casa Blanca a tiempo completo para los medios hondureños y latinoamericanos. En 2005, cuando mi esposa se enfermó, me retiré de informar sobre la Casa Blanca y me mudé a Boca para estar cerca de nuestra hija.

Fuiste el primer corresponsal latinoamericano en la Casa Blanca. Cuéntanos sobre eso y algunos de los aspectos más destacados de tu carrera.

Esta es una pregunta difícil de responder. Hay tantos aspectos destacados. Trabajé como corresponsal en la Casa Blanca para CNN en Español de 1993 a 2005. Cubrí a cinco presidentes, tanto demócratas como republicanos. Si tuviera que elegir un punto culminante, sería mi entrevista individual de 15 minutos con el presidente Bill Clinton en la oficina oval el 1 de mayo de 1997. Otro punto destacado que debo mencionar es que sigo colaborando diariamente con CNN por 14 años y medio ya.

¿Cómo te involucraste con el Instituto para el Aprendizaje en la Jubilación (ILIR)?

Como tantas otras cosas en mi vida, involucrarme con el Instituto para el Aprendizaje en la Jubilación fue una coincidencia afortunada. Un amigo que enseñaba español en ILIR conocía a mi novia y en realidad quería que ella diera un curso sobre América Latina. Estaba ocupada enseñando en FAU y me recomendó. Fue entonces cuando entré y comencé mi relación con ILIR. Ser voluntario en ILIR e interactuar con personas realmente conocedoras en mi clase ha sido una experiencia fantástica para mí.

Su discusión semanal del miércoles “Las noticias: la perspectiva de un periodista” retoma el 9 de octubre. ¿Qué pueden esperar los asistentes?

Me gusta pensar que mi clase en ILIR habla de las noticias sobre el café con amigos, excepto que no tenemos café. Nos sentamos y hablamos de las noticias del día. Tengo la oportunidad de relatar mis experiencias personales en Washington y también abordar lo que está sucediendo en las noticias de todo el mundo.

Parece que seguiste siendo latinoamericano mientras te convertías en norteamericano.

Mi amor por Honduras es eterno. El país acogió a mis padres cuando no tenían a dónde ir. La mayoría de la familia de mi madre pereció en el Holocausto. Mis padres amaban y veneraban a su nuevo país, al igual que yo. Vine a los Estados Unidos para la escuela secundaria y la universidad. Ahora mi trabajo y mi familia inmediata están aquí. Vivo en dos mundos, los cuales amo.


Jacobo Goldstein es analista y político. Tiene 77 años, es viudo, padre de dos hijos y abuelo de cuatro. Fue corresponsal de CNN en Español Radio en la Casa Blanca entre 1993 y 2005. Periodista en Honduras por 13 años y en Estados Unidos por 32. También reportó desde Washington D.C. para diversas organizaciones entre las que se encuentran la cadena de noticias HRN y el diario La Tribuna. Jacobo Goldstein tiene un grado de administración de negocios de la Universidad de Virginia. Actualmente reside en Boca Ratón, Florida.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019