/LA AUSENCIA DEL “ALMA MATER” EN TEMAS DE PAÍS
Lucem Aspicio, obra de Jorge Oquelí

LA AUSENCIA DEL “ALMA MATER” EN TEMAS DE PAÍS

Por Óscar Esquivel

Fotografía: Obra “Lucem Aspicio” del artista hondureño Jorge Oquelí

La problemática en el país es profunda y en todos los sectores, hasta el punto en que creemos que se tocó fondo. Hicieron falta luces para no llegar al abismo. Hacen falta luces para salir de esta hondura.

Es muy recurrente ver y escuchar en debates de interés nacional a personas sin ninguna capacidad de análisis, sin la capacidad de proponer soluciones y mucho menos con capacidad moral, contando con la única facultad de poder balbucear alguna que otra palabra o de estar ahí porque representan algún interés particular y no el de las mayorías. Abundan los analistas políticos de todos los colores. ¿Pero dónde está la academia, dónde esta el conocimiento de la Universidad Autónoma de Honduras?

¿Dónde está la Facultad de Derecho en asuntos relacionados con la Constitución de la República? ¿Dónde está la Escuela de Periodismo ante tanta desinformación y pseudo periodismo? ¿En dónde está la Facultad de Economía discutiendo sobre la deuda externa, la inflación, la producción en el país? ¿En dónde está la Facultad de Medicina ante tantas enfermedades que abaten a la población? ¿En dónde está la opinión del Departamento de Química y Farmacia ante la comercialización de medicamentos de baja calidad o la nula producción de medicamentos, cuando ellos lo pueden producir? ¿Qué se ha hecho la Facultad de Ingeniería que no opina sobre la viabilidad o no de tanto puente en Tegucigalpa? ¿En dónde está la producción de pensamiento, de ciencia?

Es valioso el esfuerzo individual que están haciendo egresados del alma mater, así como también es vergonzoso que catedráticos y ex decanos de Derecho defiendan la violación constante de la Carta Magna.

La ausencia de la academia en asuntos de país no es extraña, pues el sistema de corrupción, de compadrazgos y de ineficiencia ha llegado a todas las instituciones, y la UNAH no es la excepción. Apelamos a que la UNAH recupere su papel protagónico, y a que la vinculación con la sociedad sea un hecho y dé buenos frutos. Es urgente, es vital recuperar el alma mater, pues la cobertura a nivel nacional de centros regionales es mínima; los egresados de media que entran a estudios superiores son escasos.

Entendemos que hay un sistema económico y político que busca la privatización de toda empresa o institución pública, porque ese sistema busca el privilegio de unos pocos en detrimento del bienestar de las mayorías. Que Honduras aspire a luz del conocimiento es uno de nuestros mayores anhelos.

Las opiniones vertidas en esta columna son responsabilidad única del columnista. El pulso comparte esta opinión para enriquecer el debate nacional sobre temas de importancia para la patria.