/ARÍSTIDES MEJÍA: “LA ALIANZA CON SALVADOR NASRALLA Y LUIS ZELAYA SE DIO AL DIA SIGUIENTE DE LAS ELECCIONES”

ARÍSTIDES MEJÍA: “LA ALIANZA CON SALVADOR NASRALLA Y LUIS ZELAYA SE DIO AL DIA SIGUIENTE DE LAS ELECCIONES”

Aristides Mejía, mano derecha y cercano consejero del expresidenciable Salvador Nasralla, asegura que no porque no se ha logrado lo que se espera es que se va a dejar de actuar. En su análisis contempla una CICIH (Comisión Internacional Contra la Impunidad en Honduras) y no una Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH) porque la CICIH tendría más posibilidades de éxito, ya que la  MACCIH tiene deficiencias y vulnerabilidades que pueden debilitarla y hacer que no cumpla su función. Cómo el caso de la renuncia de Juan Jiménez Mayor y la reorganización obligatoria que se le viene a la Misión.

¿Cree que se estropee el trabajo de Jiménez Mayor con la comisionada interina Ana María Calderón?

Esa es la gran interrogante, porque el movimiento que se hizo ha suscitado una controversia. Por un lado el Secretario General Luis Almagro alega que la MACCIH no había dado los resultados esperados, por otra parte hay los que piensan que cuando ya estaba dando resultados se le quitó el impulso y eso va a traer consecuencias sobre el trabajo de la misión, ahora debemos esperar cuál va a ser el siguiente paso de la OEA en la reorganización del equipo de trabajo de la MACCIH y si el equipo que llega es para mejorar o para mediatizar el trabajo, como evitar cierta actividad que pueda crear malestar con el gobierno.

¿Qué tan profundos serían los casos de corrupción e impunidad dentro del país que generó ese sismo dentro de la OEA?

Lo que se estaba tocando es el corazón de la corrupción, porque es sabido que el corazón de este régimen es el pago de diputados en el Congreso que permite controlar a cierto número de diputados, para aprobar contratos donde hay intereses económicos o como se vio recientemente buscar que se hagan votaciones a favor de leyes que permiten alivianar la persecución judicial contra aquellos que han cometido delitos de corrupción y reforzar el sistema de impunidad, como han sido por ejemplo las disposiciones con las reformas en la ley del presupuesto, o cuando se redujeron las penas en el código penal o el hecho de no aprobar la ley de colaboración eficaz. Esa votación ha servido para ir moldeando el régimen de Juan Orlando que controla todas las instituciones del Estado y por eso es que se ha perdido la independencia de poderes.

¿Ana María Calderón tiene una gran trayectoria en contra de la corrupción y la impunidad, conoce algo de ella?

No conozco su curriculum, ella tiene un nombre y una trayectoria. El pueblo de Honduras está en una enorme frustración e indignación porque el país cada día se hunde más en la corrupción y la dictadura, está el problema del fraude electoral, impunidad en todos lados, la única esperanza que había era que la MACCIH diera más resultados.

Si Jiménez Mayor estaba investigando y hablaba de 10 casos grandes ¿iba por el camino correcto la MACCIH?

Yo observaba que muchas veces se anunciaron cosas y después no las podían cumplir porque sabíamos que se movían los tentáculos del poder para frenar cualquier iniciativa, pero también hay que ver que en el transcurso del tiempo el Fiscal General se fue haciendo más independiente, las investigaciones continuaron y así como lo reveló él, muchas cosas estaban saliendo a la luz y daba la esperanza de que se pudieran resolver, eso generó expectativa y lo que ha dejado la interrogante de si va a seguir igual o no va a seguir.

1
Manifestación de los partidos en oposición en apoyo a la MACCIH.

¿Se ha visto bastante cercanía de Salvador Nasralla con Luis Zelaya, se trabaja en una alianza política?

Esa cercanía -en la que yo fui participe al acercarlos- se dio el siguiente día de las elecciones por el hecho de que Luis Zelaya tenía la honesta intención de reconocer los resultados que le daban la ventaja para ser presidente, y el dijo que Salvador había ganado esa elección y a pesar de las presiones se opuso al fraude electoral y el informe de la OEA viene a consolidar la versión de que sí hubo fraude y escandaloso, porque no solo se trata de la versión del candidato de la oposición sino del tercer partido en contienda y que a la vez es un partido histórico. Sí, hay una buena relación, no diría que hay una alianza escrita como la que había con Manuel Zelaya, pero si hay una comunidad de intereses entre los dos: impulsar los procesos de transparencia, democratización del país. Son personas demócratas ante todo y muy honestas y eso dice mucho de la posibilidad de una alianza a futuro.

¿Existe la posibilidad de una alianza de la candidatura presidencial para el año 2022?

No hablo de tan largo plazo, porque en Honduras es imposible hablar a largo plazo porque es un país muy inestable. Cada semana hay un problema que cambia el panorama político, entonces es un país en el que no se puede planificar a largo plazo por muchas variantes; ingobernabilidad, falta de institucionalidad por ejemplo. Yo no diría que el régimen de Juan Orlando está consolidado, hay una gran cantidad de problemas, aquí cualquier cosa puede ocurrir. Lo que estoy asegurando es que hay coincidencias entre Salvador Nasralla y Luis Zelaya, estamos muy contentos de poder encabezar algunas causas en forma común porque esto fortalece la causa democrática y la política de Salvador Nasralla.

¿Implicaría un rompimiento de la alianza que existe con Libertad y Refundación?

Lo qué pasa a mi juicio es que tuvo un propósito principal que fue aliarse para las elecciones, luchar para que no se consolidara la reelección ilegal y luchar contra la dictadura. Esa alianza tiene vigencia en algunos puntos, en otros no porque eran puntos que se cumplirían al asumir el poder, ahora estamos en otra realidad lo que hace necesario que se sumen otras fuerzas y que se amplíen eso seria el punto número uno por la democratización del país, contra la corrupción y la dictadura. Es una lucha que hay que ampliar hacia otros movimientos y sectores sociales como por ejemplo el Partido Liberal, con lo que hay que replantearse el tipo de organización que debe hacerse, para mi es muy importante que cualquier movimiento lo encabece la persona que ha tenido más popularidad, si hay un reacomodo que el coordinador sea Salvador Nasralla, con el en la coordinación es más fácil que entren otros sectores a esta lucha.

2
Luis Zelaya en la manifestación en apoyo a la MACCIH.

¿Es la fuerza política democrática que planteó Salvador Nasralla en el marco de la crisis postelectoral?

La idea es ampliar y la posibilidad de hacer una fuerza -no se si con ese nombre- pero sin romper lo que ya se tiene, porque se trata de sumar no de restar. La Alianza representa un contingente muy fuerte de gente, una fuerza política y seria poco político que por sumar unos perdamos a otros, la idea es encontrar la forma de cómo agregar más fuerza. Es una labor que requiere de mucha habilidad política.

¿Cuál es el ambiente en la coordinación de Libertad y Refundación tienen voluntad política?

Estoy alejado de la coordinación de LIBRE porque no comparto algunas ideas y métodos, eso habría que consultarlo al Coordinador General.

¿Cuál es la expectativa que debe tener el pueblo hondureño cuando usted dice que el gobierno de Juan Orlando Hernández está consolidado?

Lo que le puedo decir es que tenemos ejemplos en el área centroamericana de presidentes que tenían más solidez, como el expresidente de Guatemala Otto Pérez y que terminó cayendo por los escándalos de corrupción. En Honduras actualmente casi todas las semanas hay un caso nuevo de corrupción. Me parece que eso va socavando el régimen, la credibilidad internacional está completamente socavada y se ve en los noticieros internacionales, no tanto aquí porque hay cierto control, son pocos los medios independientes.

Los grandes medios a nivel internacional refieren a Honduras como un país donde ha habido un fraude electoral, donde la legitimidad del presidente está cuestionada y donde hay un régimen corrupto, eso nos genera una imagen negativa que nos asimila ya no a la mayoría de los países de América Latina que ya han superado eso, o tal vez a unos si, pero nos asimila a esas pequeñas dictaduras de África. Este gobierno está proyectando eso y lo cual va a tener repercusiones en la inversión, la migración en todo.

Se plantea continuar una gran lucha para el pueblo hondureño, no es fácil quitar un régimen como este. Pensamos que debería de haber consciencia de tratar de maximizar el diálogo que permita hacer reformar políticas y electorales para evitar que Honduras siga deteriorando su institucionalidad y su imagen al exterior.

Tenemos ejemplos de negociaciones y pactos exitosos y deben ver esos ejemplos para salir adelante. La oposición debe crear un gran movimiento para seguir una lucha cívica, democrática y pacifica pero masiva, a efectos de que hagamos cambiar las cosas en Honduras.