/ANTE POSIBILIDADES DE SEQUÍA, PINARES DE HONDURAS NUEVAMENTE EN RIESGO POR GORGOJO

ANTE POSIBILIDADES DE SEQUÍA, PINARES DE HONDURAS NUEVAMENTE EN RIESGO POR GORGOJO

Autoridades del Instituto de Conservación Forestal (ICF), anunciaron que han encontrado leves brotes de gorgojo en al menos cinco departamentos del país, esto debido al cambio climático y calentamiento global, una posible sequía aumenta el riesgo de propagación de estos.

En los departamentos de Olancho, Francisco Morazán; Yoro, Comayagua y El Paraíso se han encontrado leves brotes del gorgojo descortezador del pino, a pesar de ser de pequeñas dimensiones, entes gubernamentales ya están tomando medidas para evitar su propagación.

El director de Áreas Protegidas y Vida Silvestre del ICF, Ángel Matute, explica que en estos cinco departamentos se han dado “brotes aislados, brotes de media hectárea a nivel nacional que son equivalentes a un campo de fútbol y al día de hoy están controlado en un 90 por ciento, esto como producto principal del cambio climático y el calentamiento global”.

Honduras es uno de los países más afectados por el cambio climático en el mundo entero, al grado que en el período de 2017 al 2018 junto a Puerto Rico y Nicaragua se situaron entre los diez territorios más vulnerables al cambio climático según un informe de la ONG Germanwatch.

Según otro estudio de Germanwatch el país más afectado por este fenómeno de 1997 al 2016 fue Honduras, que sufrió 62 eventos meteorológicos extremos, donde se destaca el huracán Mitch en 1998, siguiéndole Haití y Myanmar.

El Centro de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos (CENAOS), desde el mes de octubre del año anterior informó que se está registrando un incremento en la temperatura de 0.5 a 1 grado, lo cual causará una falta de precipitaciones para el presente año en relación al año 2018.

En Honduras el gobierno se refiere con frecuencia al riesgo y la fragilidad que tiene el país con respecto a este tema, desde 2010 elaboró y ejecuta una Estrategia Nacional de Cambio Climático, a finales del mes anterior el presidente de la República Juan Orlando Hernández durante una reunión con el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) anunció que se activarían algunas alertas tempranas con el propósito de definir la estrategia para enfrentar la problemática.

“En varios sectores del Corredor Seco se presentarán condiciones desfavorables para la producción de maíz en la fase de primera, ya que tendremos un falso inicio de la estación lluviosa en abril, pocas lluvias en las primeras tres semanas de mayo y una mala distribución de las lluvias en julio, vamos a tener una sequía más prolongada que la del año pasado”, expresó Hernández.

La sequía es el ambiente idóneo en el cual el gorgojo se reproduce y destruye los pinares, Hernández incluye dentro de las prevenciones el encomendar al ICF junto a los bomberos hacer rondas para evitar incendios y el paso del gorgojo de árboles afectados a árboles sanos.

Matute Continúa explicando que “la plaga es un insecto que vive y que ha convivido siempre en el ecosistema del pino, se convierte en plaga debido a sequias prolongadas que debilitan al árbol, entra en un estrés hídrico y el insecto aprovecha y se convierte en plaga”.

Los escarabajos descortezadores, conocidos en Centroamérica como gorgojos del pino son unos insectos descortezadores que ataca los pinares, son escarabajos pequeños que miden de 3 a 4 milímetros de largo, equivalentes al tamaño de la mitad de un grano de arroz.

Inician sus ataques en pinos debilitados por rayos, fuegos, alta densidad en un área pequeña o que sufren de estrés hídrico, o sea sequía por falta de agua, una vez que tienen más de 30 a 50 pinos infestados, los brotes son capaces de crecer rápidamente si no se aplica ningún control, fortaleciéndose hasta llegar a matar pinos sanos.

Las crías del gorgojo (huevos, larvas, pupas y adultos nuevos) se desarrollan dentro de la corteza de pinos infestados, cumpliendo el ciclo de vida en 4 a 6 semanas. Al emerger del árbol, los adultos nuevos vuelan en búsqueda de un pino nuevo.

Un pino atacado por el gorgojo se reconoce por el descoloramiento del follaje, cambiando de color verde a color amarillento y luego a rojo o marrón, al acercarse a un pino infestado se puede observar pequeñas acumulaciones de resina en las grietas de la corteza que indican las entradas de gorgojos padres.

En Centroamérica, las plagas del gorgojo del pino son cíclicas, ocurriendo por lo general cada 10-20 años y duran de 2-5 años, pero nunca había sucedido una crisis como la que empezó en el 2015, producto por la variación que deja el calentamiento global y el cambio climático.

A mediados del 2015, un año que se caracterizó por una fuerte sequía y hasta el 2016, el gorgojo atacó al 20 por ciento de los pinares hondureños, unas 442,000 hectáreas, dejando unas pérdidas por unos 6 mil millones de lempiras, por lo que el gobierno declaró una emergencia nacional.

Matute considera que a pesar del pronóstico de CENAOS no habrá las condiciones de sequía necesarias para que se dé un detrimento importante en la salud y sanidad de los bosques, una actualización de la información meteorológica prevé que la cantidad de lluvia que caerá este año será similar o mayor a la del 2018, donde solo se vieron afectadas por gorgojo 10 hectáreas a nivel nacional.

El ICF implementa un sistema de prevención y alerta temprana que, según el propio Matute “se debió implementar hace muchos años, también trabajamos con el proyecto BID Manejo Sostenible del Bosque y el Proyecto de Gestión Forestal Contra Plagas en Honduras patrocinado por China Taiwán y además el gobierno de Turquía nos ha ayudado para instalar un laboratorio para investigar y obtener los resultados de estudios científicos para tomar mejores decisiones”.

Egresado de la Carrera de Periodismo - UNAH Crónica, política, investigación, data, fact checking.