/Alto Comisionado de los DDHH de la ONU dejará su puesto por el clima “abrumador” para la defensoría

Alto Comisionado de los DDHH de la ONU dejará su puesto por el clima “abrumador” para la defensoría

Zeid Ra’ad Hussein teme que las nuevas políticas de los derechos humanos a nivel global haga su trabajo insostenible.

El principal defensor de los derechos humanos de las Naciones Unidas le dijo a su personal que no buscaría un segundo mandato, citando la preocupación de que su voz sería silenciada en una época en que Estados Unidos y otras potencias mundiales se están retractando de su compromiso histórico con los Derechos Humanos.

Zeid Ra’ad Hussein, un príncipe jordano y ex embajador que se desempeñó como oficial político de la ONU durante la guerra de Bosnia, anunció su plan en un correo electrónico de fin de año a los empleados de la agencia de Derechos Humanos con sede en Ginebra. Su mandato termina en el verano de 2018.

“El próximo año será el último de mi mandato”, escribió Zeid el miércoles en el correo electrónico, que fue obtenido por la revista  Foreign Policy. “Después de reflexionar, he decidido no buscar un segundo mandato de cuatro años. Hacerlo, en el contexto geopolítico actual, puede implicar doblar una rodilla en súplica; silenciar una declaración de abogacía; disminuyendo la independencia y la integridad de mi voz, que es tu voz “.

La carta de Zeid planteó preguntas sobre la capacidad de las Naciones Unidas para desempeñar un papel como defensores de los Derechos Humanos. El Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, se ha mostrado renuente a denunciar abusos contra los derechos humanos por parte de gobiernos poderosos, prefiriendo trabajar entre bastidores con Estados Unidos y otros poderes clave para calmar conflictos, como el enfrentamiento nuclear en Corea del Norte, que podría conducir a conflictos y violencia a gran escala. Y Guterres ha instado previamente a Zeid a atenuar sus críticas a Trump, por temor a que pueda arriesgarse a perder el apoyo de Estados Unidos a las Naciones Unidas, según fuentes diplomáticas.

El portavoz principal de Guterres, Stéphane Dujarric, dijo a Foreign Policy que “el Alto Comisionado siempre ha contado con el apoyo del Secretario General”. Dijo que Zeid le informó a Guterres “la semana pasada de su intención de no buscar otro mandato”.

La carta presentó una sombría evaluación del estado de los Derechos Humanos un año después de que el presidente estadounidense Donald Trump llegara al poder en una plataforma que degradaba la importancia de los derechos humanos en la política exterior estadounidense y promovió las virtudes de reintroducir la tortura como herramienta para extraer información de presuntos terroristas y sus familias. Rex Tillerson, secretario de estado de EE. UU., Ha argumentado que la promoción de valores, como los Derechos Humanos, a veces puede ser un “obstáculo” para la búsqueda de intereses económicos y de seguridad fundamentales.

Mientras tanto, los defensores ven los Derechos Humanos en retirada de China a Europa, donde los gobiernos europeos han reaccionado ante los temores de terrorismo al imponer restricciones cada vez más duras a los migrantes.

“El hecho de que sintiera que no podía ser reelegido sin comprometer su voz refleja pobremente el estado de los asuntos mundiales y los Derechos Humanos en la U.N.”, dijo Philippe Bolopion, subdirector de promoción global de Human Rights Watch. “En un mundo donde los defensores de los derechos humanos son pocos y distantes, el Alto Comisionado ha sido un raro ejemplo de claridad moral, principios e independencia”.

Zeid ha sido particularmente directo en su crítica a Trump desde la campaña presidencial, cuando lo criticó como “groseramente irresponsable” por promover la prohibición de los musulmanes. Él ha seguido criticando a Trump durante su presidencia.

Zeid dijo que dedicaría sus últimos meses a promover la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el documento central que apuntala el papel de la ONU en la defensa de los derechos humanos, que celebrará su 70 aniversario en 2018.

Fuente: foreignpolicy.com

Óscar Estrada (Honduras, 1974). Es guionista, novelista y abogado. Productor de radio novelas y documentales sociales. En 2008 dirigió el largometraje «El Porvenir». Ha publicado los libros «Honduras, crónicas de un pueblo golpeado» (2013), la novela «Invisibles» (2012) y más recientemente su colección de cuentos «El Dios de Víctor y otras herejías» (2015). Fundador de la revista «Lastiri». Actualmente dirige la editorial con sede en Washington D.C. Casasola LLC.