Pueblos indígenas de Honduras resisten, preservando su cultura, lenguas y tradiciones

Cada 9 de agosto se celebra el Día Internacional de los Pueblos Indígenas. En conmemoración a esta fecha el Centro Cultural de España en Tegucigalpa (CCET) ha lanzado una exposición virtual de los pueblos indígenas de Honduras y conocer un poco sobre su situación actual que son transmitidas a través de sus redes sociales. Con estas conferencias se podrá conocer la diversidad de los siete pueblos indígenas miskitu, pesh, tawahka, nahua, tolupán, chortí y lenca...
Redaccion 2agosto 13, 2020

Cada 9 de agosto se celebra el Día Internacional de los Pueblos Indígenas. En conmemoración a esta fecha el Centro Cultural de España en Tegucigalpa (CCET) ha lanzado una exposición virtual de los pueblos indígenas de Honduras y conocer un poco sobre su situación actual que son transmitidas a través de sus redes sociales.

Con estas conferencias se podrá conocer la diversidad de los siete pueblos indígenas miskitu, pesh, tawahka, nahua, tolupán, chortí y lenca así como los dos afrodescendientes que son los garífunas y negros de habla inglesa.

“La importancia cultural de estos pueblos queda reflejada en la pervivencia de numerosas expresiones artísticas y culturales propias, costumbres ancestrales, gastronomía, uso de recursos genéticos tradicionales, actos rituales y espirituales. El relativo aislamiento en el que se encontraron por un tiempo, parte de ellos, favoreció la preservación se sus tradiciones y cultura y, por supuesto, de sus lenguas”.

Tres conferencias, una sobre el pueblo garífuna, el pueblo lenca y el pueblo tawahka se ha impartido donde dan a conocer las culturas de cada pueblo, sus creencias, su lengua y además su situación actual de cómo enfrentan la pandemia. En los próximos días también darán a conocer más sobre los demás pueblos.

 Pueblo Garífuna

Los garífunas llegan a Honduras tras su destierro de San Vicente por parte de la corona británica.

“En 1777 viajan o son expulsados de San Vicente rumbo a Roatán, Honduras llegando el 12 de abril en 1797”, dijo Kenny Castillo.

Castillo agregó que los garífunas y los españoles tuvieron una buena relación, no obstante círculos conservadores de aquel momento pensaban que la inmigración hacia Honduras tenia que ser europea o blanca. Con la ayuda de los españoles, los garífunas logran ser la mano de obra y establecerse en el país.

Su lengua ha sobrevivido a largos siglos de persecución y dominación con el ingles, francés y español, siendo particular por sus características especiales ya que “tiene dos canales compuesto por una serie de vocablos y otro que solo utilizan los hombres”.

Algo que comparten los garífunas es que creen en la solidaridad y colectivismo, “son las formas de vidas”, agrega Castillo. Al ser un pueblo pacífico y que no busca conflicto, la música es un medio por el cual hacen sus denuncias.

“En la actualidad el pueblo garífuna enfrenta una larga conflictividad sobre todo por el tema de tierra. A partir de los 90, el pueblo ha sido una víctima por parte del empresariado que quieren hacer de las playas”, dice Castillo

“La playa es el gran mercado que busca los empresarios de turismos para hacer negocios y han sido seriamente afectados”.

Por último Castillo, sostuvo que “ante la deficiencia del sistema de salud publica, comunidades han sacado lo mejor de si han hecho equipo para fabricar gel y mascarillas, promocionar el consumo de la bebida caliente, han hecho colectas para personas que mas necesitan”.

Pueblo Lenca

El pueblo lenca se encuentra disperso en varios departamentos pero en seis de ellos que son Lempira, Intibucá y La Paz son donde más están concentradas las poblaciones.

“Mantenemos nuestra propia cultura, medicinas y gastronomías y forma de vida en armonía con la naturaleza y el territorio”, manifestó Reina Corea.

Corea expresa que el pueblo lenca es trabajador, dedicado a la agricultura y ganadería. Al igual que otros pueblos, se caracterizan por ser solidarios.

“Nuestra forma de vida es el intercambio del producto, intercambiamos solidariamente con el vecino tal vez porque no tiene por el problema de la tierra”, dice Corea.

Para que la cultura se mantengan fortalecen su espiritualidad invitando a los jóvenes a practicarla. Asimismo tienen su propia forma de vestir y se realizan talleres de telares para elaborar su vestimenta.

El barro es otro de sus trabajos, no obstante, no se ha expandido a los mercados nacionales e internacionales lo cual causa a que las mujeres que elaboran estas piezas de arcilla perciban pocos ingresos.

Su lengua es el español, solo algunos vocablos se han rescatado, explica Corea.

“Nos resistimos a que la lengua se extinga, pero lastimosamente no se habla con fluidez o idioma materna solo existe vocablos y se hace un trabajo para fortalecerlos”.

 

Para poder ver las conferencias puede ingresar a este link. 

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019