Sin muchas oportunidades y peores condiciones enfrentan migrantes retornados

Más de 23 mil migrantes hondureños han retornado al país en lo que va del año, no obstante, no es la misma situación para un hondureño que regresa voluntariamente y uno que viene deportado. De acuerdo con Cesar Castillo, investigador del Observatorio de Migraciones Internacionales (OIM), Honduras ha tenido un aumento del 57% de la población que ha retornado desde el 2017 al 2020. “El 75% manifiestan que quieren volver a la ruta migratoria porque...
Redaccion 2julio 15, 2020

Más de 23 mil migrantes hondureños han retornado al país en lo que va del año, no obstante, no es la misma situación para un hondureño que regresa voluntariamente y uno que viene deportado.

De acuerdo con Cesar Castillo, investigador del Observatorio de Migraciones Internacionales (OIM), Honduras ha tenido un aumento del 57% de la población que ha retornado desde el 2017 al 2020.

“El 75% manifiestan que quieren volver a la ruta migratoria porque dicen que tienen que regresar porque pagaron el viaje y tienen tres intentos para lograrlo. Muchos se quieren incorporar al mercado laboral, porque cuando migraron no existían condiciones para empleo o trabajo, regresan en las mismas condiciones estructurales del mercado, regresan endeudados y esto crea desesperación.”, dice Castillo, añadiendo que solo el 25% vuelven a migrar de manera inmediata.

Pero muchas personas que retornan se enfrentan a peores condiciones debido a que sacrifican sus bienes y se endeudan para dejar el país, dice Castillo durante su intervención en una conferencia “Migración y Empleo en época de covid-19” organizado por el Sistema de Integración Centroamericana (SICA) y EuroSocial.

“No son las mismas condiciones viene una persona que retorna voluntariamente, quizás ha logrado un capital y viene con otra visión mientras que una persona es retornada que no logro su objetivo y cuando retorna viene en peores condiciones, tuvo que endeudarse para pagar viaje, deshacerse de sus bienes”, agrega Cesar.

“Esto evidencia que está migrando una mayor población o las leyes se han endurecido en el país destino”, explicó.

Los jóvenes también comienzan a pensar en migrar especialmente aquellos que se quieren incorporar al mercado laboral o escapan de la violencia, indica Castillo.

“En el imaginario lo que hemos encontrado es que el 42% tienen expectativas de migrar”, detalla Castillo.

Entre las principales razones por las cuales emigran las personas son la búsqueda de una mejor vida, de un empleo o huyen de la pobreza y la violencia que afecta el país.

La pandemia del covid-19 agravaría la situación de varios hondureños que optarían por seguir la ruta migratoria, explica Castillo, en la cual la migración sería más una obligación que una opción.

Al mismo tiempo las políticas de los países destino como Estados Unidos se endurecen dejando en el intemperie tanto a las personas que buscan oportunidades como a los inmigrantes establecidos que han vivido, señala Jorge Peraza, jefe de misión de la OIM.

“Estados Unidos ha anunciado que en el marco del covid-19 ha puesto en marcha leyes restrictivas, dificultando esquemas para migración laboral ordenada”.

Para el vicepresidente de El Salvador, Félix Ulloa, se necesitan crear programas o mecanismos que integren a todos los estados miembros del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) para poder encontrar una solución tanto para los países que son destinos, de tránsito y países expulsores.

“Se puede crear programas de cosecha estacionarias para permitir una migración mas ordenada. Hay mecanismos que dentro de la formalidad pueden dar avances para impulsar la migración ordenada dentro de los Estados del sistema”, aportó Ulloa.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019