Pandemia del Covid-19 agudiza crisis alimentaria en el Corredor Seco

La organización Oxfam Honduras presentó el informe “Aquí lo que hay es hambre” donde manifiesta el impacto de la pandemia del Covid-19 en la seguridad alimentaria en los países que integran el denominado corredor seco de la región centroamericana. Según datos presentados en el informe, antes de la pandemia, cerca de 4.5 millones de personas estaban en condición de inseguridad alimentaria aguda en Centroamérica. La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) estima...
Redaccion 2julio 13, 2020

La organización Oxfam Honduras presentó el informe “Aquí lo que hay es hambre” donde manifiesta el impacto de la pandemia del Covid-19 en la seguridad alimentaria en los países que integran el denominado corredor seco de la región centroamericana.

Según datos presentados en el informe, antes de la pandemia, cerca de 4.5 millones de personas estaban en condición de inseguridad alimentaria aguda en Centroamérica.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) estima que para 2022 unas 83.4 millones de personas alcanzarán niveles de pobreza extrema, de los cuales, se estima que en Honduras habrá 1.5 millones de nuevos pobres aumentando a más del 70 la población en pobreza a causa del Covid-19.

Para keny Navarrete, oficial humanitario de Oxfam, no se debe pensar en la pandemia sobre un evento aislado en el corredor seco ya que la pandemia no es el único problema que enfrentan las familias “tenemos problemas como la sequía lo que ha generado pérdidas agudizando la situación alimentaria, económica y social de las familias provocando migración masiva. venimos desde un periodo donde las personas han venido teniendo pérdidas recurrentes y en ese contexto se enfrentan a otro reto que es la pandemia”, expresó.

En Centroamérica se encuentra una de las zonas más vulnerables al cambio climático conocido como el Corredor Seco que se extiende por territorios de México, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO) estima que más de la mitad de las personas de esta área geográfica viven en situación de extrema pobreza y con la llegada del Covid-19 aumentará en un 12 por ciento.

“La violencia y la desigualdad son problemas que afectan a los habitantes más vulnerables del Corredor Seco desde hace varios años. Las acciones insuficientes de Gobiernos y donantes frente a estos fenómenos hacen que esta situación se agudice paulatinamente. La pandemia por COVID-19 marca un hito de profundización de la crisis, de la que muchos no podrán recuperarse fácilmente”, dijo Navarrete.

Como consecuencia del confinamiento decretado por los gobiernos para evitar la propagación del virus se generó el aumento de precios de productos básicos esto estimuló que los ingresos de la población se contrajera hasta un 20 por ciento y un 57 por ciento de los hogares se encuentren inseguridad alimentaria lo que significa que se les dificulta poder llevar alimento a su hogar, detalla parte de los hallazgos.

“Dado en el contexto que vivimos parece que esta situación no va a mejorar en un largo periodo de tiempo, los gobiernos han implementado medidas insuficientes dado el prolongado periodo de tiempo que ha tomado poder superar la pandemia y eso genera que muchas personas se encuentren en condiciones de precariedad”, expuso Navarrete.

En el tema de las remesas también tendrá un impacto negativo en la alimentación de las personas que viven en el corredor seco. En 2018, se recibió más de 22 mil millones de dólares en remesas a nivel de Centroamérica; Durante los meses de mayo y junio de 2020 estos ingresos se han reducido lo que ha aumentado el nivel de inseguridad alimentaria en un 12 por ciento.

También el informe de Oxfam detalla que en las familias que tiene como cabeza de hogar a mujeres muestra que el 63 por ciento de estas no logran satisfacer las necesidades alimentarias básicas. Esto refleja las brechas de género.

Por su parte, Ana María Méndez, directora de Oxfam Guatemala, recomendó a los gobiernos de Centroamérica Garantizar el acceso al agua segura, infraestructura de saneamiento y a información sobre acciones de prevención del contagio, como elementos fundamentales para la reducción de la propagación del COVID-19 y otras enfermedades asociadas con la falta de agua y artículos de higiene.

Además, señaló que “es necesario que las reservas de alimentos están suficientemente reguladas, de manera que estas no sean acaparadas por aquellos que tienen mayores posibilidades de comprar anticipadamente”.

En conclusión, Oxfam alerta que de no realizar acciones a finales de año, el hambre provocada por el COVID-19 podría causar la muerte de hasta 12,000 personas al día a nivel mundial, potencialmente más que la enfermedad.

Más información aquí

https://oi-files-d8-prod.s3.eu-west-2.amazonaws.com/s3fs-public/2020-07/Aqui%CC%81%20lo%20que%20hay%20es%20hambre%20Oxfam%20Media%20Brief.pdf

 

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019