“Invest-H y Copeco compraron KN95 que no protegen del Covid-19” CNA

El Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) presentó el séptimo informe denominado “Corrupción en Tiempos de Covid-19” “La trampa mortal de la bioseguridad estatal” donde revela que el Comité Permanente de Contingencias (Copeco) e Inversiones Estratégicas de Honduras (Invest-H) compraron mascarillas KN95 que no están certificadas para proteger a los seres humanos del contagio por el COVID-19. Según el informe del CNA, Copeco compró 335,000 mascarillas KN95 e Invest-H, en uno de los lotes, compró 469,000 estas...
Redaccion 2julio 6, 2020

El Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) presentó el séptimo informe denominado “Corrupción en Tiempos de Covid-19” “La trampa mortal de la bioseguridad estatal” donde revela que el Comité Permanente de Contingencias (Copeco) e Inversiones Estratégicas de Honduras (Invest-H) compraron mascarillas KN95 que no están certificadas para proteger a los seres humanos del contagio por el COVID-19.

Según el informe del CNA, Copeco compró 335,000 mascarillas KN95 e Invest-H, en uno de los lotes, compró 469,000 estas fueron distribuidas a personal de salud en los centros de salud, hospitales, clíper, centros de triaje, entre otras, y estas no están certificadas para proteger del contagio de COVID-19, también constató que las autoridades administrativas de la Secretaría de Salud sacaron de su empaque secundario con el probable objetivo de evitar que se tuviera conocimiento que estas no son recomendadas para uso médico.

Copeco acordó la compra de 100,000 mascarillas KN95 con la sociedad mercantil City Comercial. Dicha empresa entregó las mascarillas en dos lotes: uno de noventa mil y otro de diez mil. Uno de estos lotes tiene una etiqueta con la supuesta marca «M U», más descripciones en inglés haciendo referencia al producto. En uno de sus enunciados dice “También ayuda a filtrar polen, moho y partículas de polvo que pueden entrar durante actividades externas tales como: jardinería, tala de madera, rastrillaje y cortado de césped”. Por tanto, en ninguna de las inscripciones se recomienda el uso médico; sumado a lo anterior, no menciona el nombre del fabricante ni tiene inscrita ninguna normativa, detalla parte del informe.

Compras de mascarillas KN-95 no son para protección del Covid-19.

Otro proveedor de Copeco es la empresa Puerto Libre Internacional, a quien se le otorgó el contrato para la dotación de 135,000 mascarillas. Esta sociedad ejecutó las entregas en los días 30 de mayo y 5 de junio con 90,000 y 45,000 mascarillas, respectivamente.

Ambos lotes vienen en cajas de cartón en las que se puede leer Four-Tier structure. En el lote entregado el 30 de mayo, se puede leer en el empaque terciario la frase non medical; estas cajas contienen el empaque secundario que a su vez envuelve o incluye 10 mascarillas color blanco.

Este producto usa el nombre comercial Paso; y su fabricante es la empresa China Guangdong Paso Automobile Technology Co., Ltd., misma que tiene inscrita la normativa GB 2626-2006. Entre sus indicaciones se puede leer, traducido al español, las frases “Protección efectiva contra micropartículas de polvo y estándar de salud para uso no médico”.

Imágenes del informe “Corrupción en tiempos de Covid-19”. Mascarillas KN95 adquiridas por Copeco e Invest-H.

En el caso de Invest-H que adquirió, entre otros, un lote de 469,000 mascarillas KN95 con el nombre comercial Marrywow, tampoco se cuenta con los detalles del proceso de compra y del proveedor. Este lote de mascarillas viene en cajas de cartón que contienen 20 cajas más pequeñas y que a su vez albergan 50 mascarillas color blanco.

En el empaque secundario puede leerse la frase: “for non–medical use only”, que traducido al español dice exclusivamente para uso no-médico, sin describir el nombre del fabricante, pero sí unas inscripciones en chino y entre sus recomendaciones en idioma inglés puede leerse la frase traducida al español “La máscara puede aplicarse para fundición, uso en laboratorios químicos, pintar, fumigación, limpieza solvente, impresiones offset y galvanizado, electrónica, procesos alimentarios, automotrices y navales, pintado en aceite, esterilización y otros ambientes de trabajo pesado”.

“Se logró identificar como Copeco e Invest-H han adquirido cientos de miles de mascarillas KN95, cuyos fabricantes no las recomiendan para el uso médico; sin embargo, las autoridades de estas instituciones y de la Sesal las han distribuido en hospitales a nivel nacional, regiones departamentales y metropolitanas de salud, entre otros organismos involucrados en el combate de la pandemia causada por el COVID-19” expone el CNA.

“Se constató una acción probablemente deliberada por parte de las autoridades administrativas de la Secretaría de Salud, al sacar las mascarillas KN95 con el nombre comercial Marrywow de su empaque secundario, con el probable objetivo de evitar que los usuarios tengan conocimiento que estas mascarillas no son recomendadas para el uso médico. Razón que refleja el nivel de irresponsabilidad con el que han atendido esta situación; ya que, en lugar de advertir sobre la falsa protección de estas mascarillas, con estas acciones denotan la voluntad de querer ocultar la ineficacia de dicha compra, aun cuando estas acciones podrían suponer un perjuicio a la salud del pueblo hondureño” concluye el informe.

Septimo informe “Corrupción en tiempos de Covid-19”, CNA.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019