No hay leyes que castiguen el nepotismo en Honduras

En los tiempos del expresidente Carlos Roberto Reina, el nepotismo era una práctica que aunque era callada, estaba presente y causó escándalo durante su administración. Cuando el jefe de la extinta Misión de Apoyo contra la Corrupción e Impunidad de Honduras (MACCIH)., Juan Jiménez Mayor, estaba al frente mencionó que Honduras carecía de una ley contra el nepotismo. Este trato preferido de funcionarios públicos que contratan a familiares y amigos para ocupar cargos públicos se...
Redaccion 2julio 4, 2020

En los tiempos del expresidente Carlos Roberto Reina, el nepotismo era una práctica que aunque era callada, estaba presente y causó escándalo durante su administración.

Cuando el jefe de la extinta Misión de Apoyo contra la Corrupción e Impunidad de Honduras (MACCIH)., Juan Jiménez Mayor, estaba al frente mencionó que Honduras carecía de una ley contra el nepotismo.

Este trato preferido de funcionarios públicos que contratan a familiares y amigos para ocupar cargos públicos se puede dar por la cercanía y lealtad no tanto por la capacidad que poseen las personas que ocupan estos puestos.

Un sonado caso fue la acusación contra la directora del Instituto Nacional de Jubilaciones y Pensiones de los Empleados Públicos (Injupemp), Martha Doblado, luego de contratar a parientes y amigos en diferentes cargos públicos.

El Sindicato de Injupemp denunciaron que la directora abuso de su cargo al contratar de manera temporal a una de sus sobrinas. Tiempo después le otorgó la permanencia. Asimismo, su cuñada y otro pariente de su esposo fueron contratados, recibiendo onerosos salarios de más de 16 mil lempiras.

Doblado respondió ante estas acusaciones de que las plazas eran ocupadas por personas capaces y que se trataba del resentimiento de algunos sindicalistas.

Pero también en la administración del exdirector Andrés Torres se abren otras líneas de investigación en la cual se realizó una compra irregular de bonos por 250 millones de lempiras. El Consejo Nacional Anticorrupción reveló que más de 15 empleados que tienen parentesco fueron contratadas.

Cerca de las cúpulas, altos funcionarios también han contratado a parientes como sus manos derechas para gobernar.

En la administración del presidente Juan Orlando Hernández también ha sido marcado con el nepotismo. Durante una entrevista con el periodista mexicano, Fernando del Rincón, fue interrogado sobre el puesto que ocupaba su hermana, Hilda Hernández, aclarando de que “ella no manejaba la cartera presupuestaria y solo se encargaba del tema de educación, sin las características de secretaría de Estado como dice la Constitución”.

La hija del exmagistrado David Matamoros Batson ahora funge en el cargo como la ministra de la Secretaría de Comunicación y Estrategias desde marzo del 2018 mientras que Matamoros Batson fue  nombrado como comisionado de CONATEL.

No hay leyes en Honduras

No hay una ley contra el nepotismo pero el Código Penal regula algunas irregularidades en cuanto a las contrataciones pero no especifica sobre emplear a parientes de los primeros grados de consanguinidad.

Solo la Constitución de la República menciona en el artículo 263 que “no podrán ser presidentes, gerentes generales y directores generales de instituciones descentralizadas, el cónyuge o la cónyuge, los parientes del Presidente de la República y de los Designados Presidenciales dentro del cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad.

El viejo Código Penal se limita a establecer en el artículo 357 que el funcionario o empleado público que proponga o nombre para un cargo será castigado con una multa de 25 mil lempiras a 50 mil lempiras e inhabilitación especial de uno a tres años.

Asimismo el nuevo Código Penal castiga a “los funcionarios que proponen, nombran o da posesión para cargo o empleo público a personas en quien no concurran los requisitos legalmente establecidos para ellos castigándolos con la pena de inhabilitación especial para empleo o cargo público de cinco (5) a diez (10) años y multa de cien (100) a trescientos (300) días”.

No hay un artículo que prohíba a funcionarios a nombrar a sus parientes para cargos públicos lo que deja abierto a que empleados puedan realizarlo. Este tipo de acciones son considerados como delitos de abuso de autoridad.

El nepotismo es visto desde una luz negativa siendo considerado como una forma de corrupción. A pesar de que según la Declaración de los Derechos Humanos, toda persona tiene derecho al acceso de una función pública, no es una práctica bien vista en varios países aunque es común en América Latina.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019