Golpe de ESTADO contra HONDURAS

En junio 28 de 2009 se dio un golpe a todos los hondureños. 11 largos y trágicos años han pasado en la vida nacional. Personalizar el golpe hacia el Presidente Zelaya es reduccionista. El golpe de Estado fue contra todas y todos los hondureños. Fue contra una débil democracia, contra la integración latinoamericana, contra la solidaridad que debe de existir en nuestros pueblos, una alianza natural entre hermanos separados por el mercado, por el imperialismo...
Redaccion 2junio 29, 2020

En junio 28 de 2009 se dio un golpe a todos los hondureños. 11 largos y trágicos años han pasado en la vida nacional. Personalizar el golpe hacia el Presidente Zelaya es reduccionista. El golpe de Estado fue contra todas y todos los hondureños. Fue contra una débil democracia, contra la integración latinoamericana, contra la solidaridad que debe de existir en nuestros pueblos, una alianza natural entre hermanos separados por el mercado, por el imperialismo norteamericano.

Un zarpazo sangriento que mostró los colmillos de las verdaderas bestias que mandan detrás de poderes políticos.  La crisis económica, política y social como resultado del golpe de estado fueron inmediatos. Tragedia que seguimos padeciendo los hondureños.

Manuel Zelaya Rosales terrateniente desde su nacimiento, no era ajeno a los círculos de poder, no los desconocía. Pero tuvo la osadía de acercar a Honduras a los países como Venezuela, Ecuador, Argentina, Bolivia, Uruguay, Nicaragua, Cuba, Brasil. Nos aproximó aún ideal morazánico, bolivariano y Vallista. Ideal detenido salvajemente por los mismos de siempre: imperialismo norteamericano, oligarcas parásitos, cúpulas religiosas y mediáticas.

Honduras a través de Petro Caribe se beneficiaba de combustible a precios bajos y con condiciones de pago preferenciales que incluían bajas tasas de interés y a largos plazo, y, pudiendo ser pagado con productos agrícolas con ello beneficiando la producción en nuestras tierras, aptas para ese rubro.  Evidentemente esa medida afectaba a las transnacionales petroleras norteamericanas y a sus mandaremos del país. A través de ese mecanismo solidario se beneficia la población reflejándose en la bomba de combustible, canasta básica y recibos de energía eléctrica. Nunca han sido tan bajos los precios de los derivados del petróleo como en aquellas fechas, pese a que los precios en el mercado internacional eran elevados. Contrario a lo que ocurre en estos días, en que los precios en el mercado internacional han llegado hasta menos de un dólar por galón y en el país nunca bajaron de precios.

Zelaya Rosales tiene muchos méritos y ya forma parte de una generación que facilitaron cambios en bien de las mayorías. Le corresponde a otra generación continuar en esa ruta. A través de ese golpe dado a Honduras empezaron los demás golpes en la Patria Grande. El destino de nuestros pueblos es único y se encuentra en la unidad ya planteada cerca de 200 años.

La ruta está trazada y pese al largo recorrido, sangre derramada, enormes sacrificios realizados, la hora de liberación llegará. Y no por arte de magia, sino por la lucha que se ha venido dando antes y después del golpe de estado. Por más que los que actualmente siguen dominando nos quieran hacer ver que no hay mañana, que no hay victoria posible. Por más que se camuflagien haciéndonos creer que están de nuestro lado, sus hechos los delatan. Estamos en medio de una lucha sin cuartel en la que los caídos han sido del lado de las mayorías, ya llegará la hora en que los vencidos serán los enemigos de está Honduras.

 

Publicaciones relacionadas

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019