Lejos muy lejos de un BICENTENARIO

El próximo año (2021) Centroamérica estará cumpliendo 200 años de su emancipación política de España. Un bicentenario que debería ser sinónimo de una nación fuerte, independiente, unida, con una institucionalidad arraigada, una verdadera interdependencia entre poderes del Estado. Un Presidente de la República representativo de las mayorías. Una población en su mayoría saludable, formada y educada, con necesidades básicas satisfechas en sus hogares. Un bicentenario no es cualquier cosa, debería ser la mayoría de edad...
Redacciónjunio 19, 2020

El próximo año (2021) Centroamérica estará cumpliendo 200 años de su emancipación política de España. Un bicentenario que debería ser sinónimo de una nación fuerte, independiente, unida, con una institucionalidad arraigada, una verdadera interdependencia entre poderes del Estado.

Un Presidente de la República representativo de las mayorías. Una población en su mayoría saludable, formada y educada, con necesidades básicas satisfechas en sus hogares.

Un bicentenario no es cualquier cosa, debería ser la mayoría de edad de una nación. Pero lejos de eso nos encontramos. Un Presidente de la República que declara ser víctima del covid-19 y sus representados en su mayoría no le creen, no es más que la separación del primero de los segundos, no es más que pérdida absoluta de legitimidad del Presidente. Y es que éste, en mentiras ha sido sobresaliente.

Doscientos años de una nación significaría que está puede juzgar a sus ciudadanos sin la intervención de una nación extranjera (extradición)

Don Jorge Bueso Arias en una reciente opinión muy valiosa acerca de la Unión de Centroamérica y  a diferencia de Europa que ha  avanzado mucho en su integración pese a que fue Centro América la primera en hablar de Unión. Opina no sin dejar de tener razón que uno de los impedimentos nuestros para la Unión ha sido el militarismo de nuestros países a excepción de Costa Rica quien  ha sido reacio a la Unión por considerar al resto de países del istmo “bárbaros. Agrega el centenario Bueso Arias que también la falta de espíritu unionista de los mandatarios, vacíos constitucionales y empresarios muy dado a la concentración de riqueza en detrimento de las mayorías de la población han contribuido al fallido ideal morazanico. No menciona la injerencia extranjera ya anunciada por Valle y combatida por Morazán como un elemento vital para que no haya unión centro americana. Las fuerzas extranjeras quizá estén en primer lugar o a la par del militarismo como obstáculos a la unión de Centroamérica. Como bien lo menciona el banquero de occidente sólo la unión de Centroamérica en todas las áreas nos hará más fuertes.

En El Salvador un joven Presidente con ansias de concentración de poder. En Guatemala producto del oscurantismo asesinan al señor Domingo Choc(acusado de brujo) quien era colaborar de la unidad de antropología de una universidad de aquel país e investigador de plantas medicinales. En Nicaragua una concentración de poder en manos de Daniel Ortega y su esposa.  Costa Rica sigue siendo la más destacada entre las naciones del istmo pero no lejos de problemas estructurales e injerencia extranjera.

En el 2021 se conmemoran 200 años de aquel año en que Centro América se lanzaba hacia la independencia. ¿Cuánto hemos avanzado?

Publicaciones relacionadas

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019