/90% DE LOS FEMICIDIOS SIGUEN EN LA IMPUNIDAD
PSX_20170704_140040

90% DE LOS FEMICIDIOS SIGUEN EN LA IMPUNIDAD

En un evento realizado el lunes y bajo la premisa de haber casi un 90 por ciento de impunidad en los femicidios, ONU mujeres realizó un evento, aunque en su comunicado reconocen que “se han mostrado avances en la visibilización y tratamiento de la violencia hacia las mujeres”.

Según el observatorio de la violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (OV – UNAH) cada 18 horas es asesinada una mujer. Desde enero hasta el 30 de junio del 2018 se han registrado 127 muertes violentas de mujeres, en el año 2017 hubo 389 femicidios, en los últimos 15 años los crímenes de odio hacia las mujeres superan los 5,600, de estos, la mayoría siguen en la impunidad.

Para María Soledad Pazos, representante residente de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Honduras (OACNUDH),  “Honduras ha mostrado avances en la visibilización y tratamiento de la violencia hacia las mujeres sin embargo, y pese a que se observa una disminución de feminicidios en relación con años anteriores esta modesta evolución no ha sido suficiente para detener los altos índices de violencia que afectan la integridad, física, psicológica, laboral y política de la mujeres”.

También consideran que la poca efectividad en la investigación y en los resultados se debe “a que prevalece la cultura machista en los operadores de justicia, se enfrentan a una interpretación de las leyes desde una visión patriarcal”.

En Honduras, un 27 por ciento de las mujeres aceptan que han sufrido de violencia física, según estudios del Centro de Estudios de la Mujer (CEMH), el evento sirvió para solidarizarse con la directora de Medicina Forense Julissa Villanueva ante las amenazas que ha recibido y por las que ya se presentó al Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH) a interponer la denuncia.

“La declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer define la violencia contra la mujer como todo acto de violencia basado en el sexo femenino, que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer,  así como las amenazas de tales actos”. Declaró Pazos.

Para Maritza Gallardo representante de Oxfam Honduras la erradicación de la violencia contra la mujer debe ser parte esencial de cualquier estado democrático, en el caso de Honduras urge que cumpla con esa dimensión de cumplimiento “Los niveles de impunidad hacen que sea un riesgo el hecho de ser mujer.”

Gallardo afirma que “es urgente que la institucionalidad dirigida por hombres avance en la agenda de violencia contra la mujeres, para que pueda avanzar en la democracia y reducir la impunidad” Las participantes coinciden en que si hay avances pero también en la vulnerabilidad del sistema de justicia.