/3 DE OCTUBRE: MORAZÁN Y EL GOLPE DE ESTADO DEL 63

3 DE OCTUBRE: MORAZÁN Y EL GOLPE DE ESTADO DEL 63

Alta es la noche y Morazán vigila…
Pablo Neruda.

Los eternos retornos de la región centroamericana permiten la ejecución de viejas practicas, como los golpes de estado y los días festivos otorgados a héroes. Accidental, involuntaria o voluntariamente el día escogido para homenajear a Francisco Morazán es el 3 de octubre, día que en 1963 se dio un golpe de Estado contra el Presidente Ramón Villeda Morales.

Con ocasión de la conmemoración del nacimiento de Francisco Morazán la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán realizó un evento para homenajear al héroe centroamericano.

“Morazán realmente sigue vigente, en sus ideales, nosotros resaltamos el tema de la educación, el hecho de garantizar educación para todos, el hecho que los niños, las niñas los jóvenes tengan ese acceso para poder formarse como verdaderos ciudadanos con una formación integral que pueda dar muchos aportes al desarrollo de la sociedad misma, dice Hermes Aldubin Díaz, rector de la UPNFM.

La relatividad del pensamiento Morazánico trasciende ideologías y se vuelve una utopia recordando el sueño de la unión centroamericana que como dice Aldubin:

“Él tuvo como ideal unir a centroamérica como una gran nación, eso todavía es una deuda pendiente, él no lo pudo lograr y creo que los gobiernos de las diferentes repúblicas que conformamos el istmo deberían de trabajar en proyectos que permitan que la sociedad de la región pueda integrarse en una sola nación”.

Morazán desde la historia

Francisco Morazán tiene un significado diferente dependiendo del grupo que lo quiera usar para su beneficio, Virgilio Maradiaga, historiador dice:

“Desgraciadamente cada quien anda buscando su propio Morazán, los militares consideran que Morazán fue grande porque fue soldado y porque libró varias batallas”.

Pero el 3 de octubre adelantado el 2 de octubre también se conmemora un día oscuro para la democracia -la infantil democracia de 1963- un golpe de Estado contra Ramón Villeda Morales:

“Según reportes de la prensa de la época, a las 5 de la mañana la voz del comandante en jefe de las fuerzas armadas, coronel de la fuerza aérea Oswaldo López Arellano, proclamó por radio a la nación que las “patrióticas fuerzas armadas habían intervenido para acabar con las flagrantes violaciones de la Constitución y la evidente infiltración comunista”.

También puede leer:

Un hecho que Virgilio Maradiaga considera como escudarse detrás de un discurso: “Atrás de un discurso o pretexto que se pudo tener, en las páginas de los principales periódicos surgieron titulares de que Villeda Morales era comunista, de izquierda y ese fue el discurso que utilizaron los militares”.

¿Cruel coincidencia del destino? En un día se celebran dos acontecimientos que desde dos ópticas son liberadores; el nacimiento de Francisco Morazán y el Golpe de Estado contra Villeda Morales, para unos -los militares que también paradójicamente celebran el día de Morazán fue un acto de patriotismo para detener las intenciones comunistas de Villeda Morales. Para otros el nacimiento de Morazán representa uno de los más grandes baluartes de las ideas liberales del siglo XVIII dice Maradiaga.

Dos eventos en la línea de un tiempo que crece y decrece y vuelve a crecer repitiendo los mismos errores con máscaras nuevas, el feriado morazánico para Maradiaga representa:

“Que a Morazán se le sigue golpeando en la actualidad cuando un día que se le dedico para homenajearlo, para recoger su pensamiento para promover su imagen a nivel centroamericano sea utilizado en honduras como un feriado más para salir de vacaciones y que la promoción que se haga no sea sobre el héroe sino sobre las playas y sobre los lugares turísticos”.

Ese 3 de octubre de 1963 se sigue repitiendo porque se sigue golpeando la democracia, porque Morazán fue uno de los más grandes demócratas de Centroamérica y de America Latina un digno hijo de la revolución Francesa, del liberalismo europeo y de la ilustración, dice Maradiaga de Morazán y la democracia de esta modernidad.

Mientras el rector de la UPNFM discursa sobre idealismo y política intentando crear una cita inmortal, habla de la educación, de deberes y responsabilidades, rehuye de contestar la pregunta del Golpe de Estado de 1963, al final contesta recuerda el 2009 y dice que las heridas de lo que sucedió en el 2009 aún no se han sanado. Propone un pacto nacional, aprovechar el bono demográfico para no lamentarnos después, dice que el golpe de Estado de 1963 representó un rompimiento constitucional y que el compromiso de los políticos debe ser para garantizarle a la población mejores derroteros, condiciones de vida para que la población este apta para aportar al desarrollo del país.

Maradiaga se queja del mal uso propagandístico de Morazán como marca turística para una semana de feriado y no como símbolo de revolución democrática.

Alta es la noche y Morazán vigila.